Categories
Consejos Hogar Jardinería

Cómo reconocer el tipo de suelo de tu jardín

Lamentablemente, en general, el tipo de suelo de tu jardín no es algo que puedas elegir. Cuando compras o alquilas una propiedad, éste viene “incluido” en el paquete.

La clave es aprender a reconocer ante qué tipo de suelo estás y cuáles son sus fortalezas y debilidades. Veamos cómo hacerlo y aprender un poco de todo en cada caso.

¿Por qué es importante?

¿Sabíais que  el tipo de suelo es el elemento clave en cualquier jardín, ya que es a partir del mismo donde todo comienza?. Si tu jardín es ventoso, con sombra o tiene otros problemas, la mayoría de las soluciones comienzan normalmente con el análisis de la tierra ya que si es posible crear las condiciones ideales de suelo para las plantas que desea crecer, éstas crecerán más fuertes y vigorosas.

En líneas generales, podemos determinar 4 tipos de suelo.

Suelo arcilloso

Este es el tipo más común de tierra que probablemente  se encuentra en tu jardín. La mayoría de las personas piensan que tienen un problema una vez que descubren la tierra que tienen es tipo arcilla o limo arcilloso. Sin embargo, si se gestiona correctamente es un tipo de suelo que puede ser el más productivo. La clave en suelos arcillosos es añadir mucha materia orgánica.

En relación a la textura, si es un tipo de suelo es muy pesado, entonces debes agregar algo de grano o piedra arenosa pequeña, seguramente disponible por toneladas en tiendas de constructores  locales. Asesórate en la misma tienda acerca de cuánto mezclar por metro cuadrado (es imposible señalarlo desde aquí pues depende de la textura propia del suelo en cuestión).

Suelo arenoso

Curiosamente, en este tipo de suelo,  al igual que con la arcilla la mejor manera para mejorar el suelo de arena es añadir un montón de materia orgánica otra vez en la forma de “compost” a menos que vayas a sembrar plantas acidófilas tales como azaleas o rododendros.  Este suelo drena muy bien, por eso mismo, cuando riegas el agua se retiene escasamente por lo que en verano hay que regar mucho, especialmente si tienes césped sobre suelo arenoso.

Suelo limoso

Este tipo de suelo es similar a la arcilla, pero se requiere un análisis del suelo antes de comenzar a determinar el curso correcto de acción ya que el pH de este tipo de suelo puede ser ácido o alcalino.

Un detalle importante  es no trabajar un suelo limo en condiciones de humedad, ya que puede tardar mucho tiempo en recuperarse. La belleza de un suelo franco es que permite cultivar una amplia gama de plantas.

Suelo calcáreo o alcalino

Este tipo de suelo es el más difícil para tener en un jardín, a menudo se adapta a las plantas perennes, pero puede destruir las plantas acidófilas tales como Arces y Magnolias. Debido a que el  suelo calcáreo está complicado con el  drenaje es necesario añadir materia orgánica en forma de compost o turba.

Categories
Bodas Consejos

Cómo contratar un proveedor para tu matrimonio

La planificación de la boda puede resultar estresante a medida que los presupuestos se vuelven más ajustados. Por lo tanto, es importante dominar las formas de negociar con los proveedores de la boda para reducir los costes de la posición. Contratar a los proveedores de los distintos servicios para tu boda puede ser todo un desafío si no sabes qué es lo que deseas. Te enseñaremos como contratar un proveedor para tu boda.

Así que antes de firmar cualquier contrato tómate un tiempo para analizar, junto a tu pareja, qué deseas de cada proveedor. Por ejemplo, según la  época y la hora en que contraerás matrimonio puedes inclinarte por realizar una ceremonia muy formal y de noche o bastante sencilla y de día, así como jugar con distintas locaciones como la playa, un bello salón de hotel o el jardín trasero de tus padres.

Contratar un proveedor para tu matrimonio

Una vez que han analizado qué tipo de ceremonia desean, y de qué tamaño, pueden empezar a visualizar el estilo decorativo de la misma, por ejemplo, si eligen un estilo romántico seguramente será necesario colocar velas y flores clásicas como lirios o rosas. Aunque hay bodas que salen de lo común y se caracterizan por ser modernas o incluso, un tanto exóticas.

Notarás que al ir visualizando cómo deseas que tu boda sea te será más fácil contratar al proveedor ideal (banquete, florista, músicos, decorador, etc.), claro, habiendo entrevistado al menos tres posibles proveedores.

Si, requiere más tiempo, pero de esta forma puedes tener un panorama más amplio en cuanto al promedio de precios, trabajos anteriores, etc. Asegúrate de solicitar referencias, de modo que tengas una segunda opinión en cuanto al proveedor.

Establezca su presupuesto

Antes de empezar a pensar en contratar a un proveedor de servicios, primero determine cuánto puede permitirse gastar en cada artículo. Esto le permitirá encontrar proveedores que estén dentro de su rango de precios y le dará la oportunidad de ver lo que pueden ofrecer en base a su presupuesto.

Esto también significa que deben apegarse al presupuesto y dejarle claro al proveedor que tienen una cantidad fija para que no se vean tentados a comenzar a presentarles otras ideas extravagantes para la boda que están completamente fuera de su presupuesto.

Compare los precios de varios proveedores de servicios

Es importante asistir a las consultas con alguien que conozca para tener una segunda opinión como su madre, matrona o cualquier persona del comité de bodas. Sin embargo, también demasiadas opiniones pueden resultar confusas, por lo que es mejor que se quede en manos de unas pocas personas que entiendan la visión de la boda y el presupuesto establecido.

No te canses de preguntar. Solamente así tendrás más seguridad en lo que estás haciendo… Pregunta antes de firmar el contrato, y por supuesto, durante la firma del contrato.

Categories
Cocina Consejos Hogar

Cómo limpiar el horno correctamente

La limpieza del horno suele ser muy engorrosa. Es tan aburrido hacerlo que no lo hacemos con la frecuencia necesaria, por lo que el problema se torna cada vez más serio. Te enseñaremos cómo limpiar el horno correctamente:

Si lo limpiáramos cada vez que se usa, aunque más no sea una limpieza suave y luego, de acuerdo a la frecuencia de uso del mismo, no sería ni complicado ni aburrido.

Por lo tanto el primer punto es que cada vez que usamos el horno,  pasamos un paño  al finalizar (cuando ya se ha perdido temperatura, pero aún no esta frío  totalmente) de modo que no se puedan acumular restos.

Una receta muy fácil

Una vez a la semana, por ejemplo, preparamos en un recipiente con atomizador una mezcla de 200 cc de agua con una cucharada grande de bicarbonato. Agitamos bien, aplicamos en el horno sin olvidar ningún sector, y al día siguiente retiramos con un paño. Es muy fácil y no hay mancha que resista.

Otra forma muy simple es usar el siempre útil vinagre. Podemos usarlo puro o algo rebajado en agua. Aplicamos, dejamos actuar, frotamos y retiramos.

Para una limpieza más profunda

Claro que si el horno ya esta muy sucio necesitamos tomar otras medidas. Vamos a usar bicarbonato apenas húmedo, como una pasta. Aplicamos con paño y dejamos dos horas. Retiramos frotando muy bien con una esponja todas las zonas más sucias.

Si el problema es mucho más serio y el horno de verdad tiene manchas de grasa de todos los tamaños y edades, aún así, no tenemos que gastar en un fuerte desengrasante para hornos. Nuevamente vamos a acudir al bicarbonato, pero esta vez lo vamos a espolvorear seco sobre todo el horno, pero especialmente en las zonas más comprometidas.

Sobre ese polvo vamos a rociar un poco de zumo de limón o vinagre. Notaremos que hace una especie de efervescencia. Dejamos actuar (no es necesario esperar mucho) y veremos como quitamos con facilidad esas manchas. Solo nos resta aclarar y secar un poco.

En casa tengo  y me encantan, muchos accesorios de limpieza chic, pero la limpieza se hace con trucos caseros y no con productos que se compran.

Categories
Consejos Hogar

Cómo gastar menos electricidad

En épocas de crisis es cuando nos acordamos de ser ahorrativos, cuando en realidad debería ser algo que hacemos siempre. El punto es que cuando hablamos de electricidad o de cualquier otra fuente de energía de ese estilo, en general ahorrar su consumo no implica solamente tener una cuenta a fin de mes más barata, no se trata solamente de euros, sino que el punto clave es ser mucho más amigable con el planeta y contaminar menos.

Para muchos propietarios, la factura mensual de servicios públicos es el segundo gasto más grande después de la hipoteca. Reducir el uso de energía no sólo es una buena inversión para el medio ambiente, sino que también es una excelente manera de mantener su presupuesto bajo control.

Veamos algunos detalles que no siempre tenemos en cuenta

Cuando ponemos a cargar el móvil o cualquier dispositivo que requiere de recargas, en general lo hacemos por mucho más tiempo del necesario. Lo ponemos en la noche para que al día siguiente se encuentre listo. Pues el tiempo de recarga es claramente inferior y hemos estado gastando energía sin necesidad alguna. Cuando vamos a recargar estemos atentos a la finalización del proceso.

Vampiros de la electricidad

Una fuente de gasto enorme e inútil es el responsable del 1 % de la emisión de gases tóxicos en la atmósfera y son los equipos en stand by. Si nos ponemos a pensar en cuantas lucecitas rojas siguen prendidas en nuestras casas todo el tiempo sin que sirvan para nada, tomaremos conciencia de la magnitud.

Tenemos dos opciones: o nos acostumbramos a ser responsables y desconectamos  lo que no se usa mientras no se usa, o compramos una regleta especial para eliminar el stand by.

Tiene un costo de aproximadamente 20 euros, que se recuperan rápidamente con el ahorro que generan. Sea cual sea el sistema que usemos, hay que hacer algo.

Haga una auditoría de energía

Una auditoría de energía le dirá cuán eficiente es el uso de la energía de su casa. Puede solicitar ayuda a su compañía de servicios públicos para realizar una auditoría de energía.

Muchas compañías de servicios públicos ofrecen este servicio de forma gratuita. También puede hacer su propia auditoría energética. El objetivo principal es identificar las áreas en las que puede reducir el uso de energía.

Recorte la energía fantasma

Probablemente te estés preguntando qué es la “energía fantasma”. No te preocupes, tu casa no está embrujada, pero está absorbiendo energía como un vampiro. ¿Sabías que el 75 por ciento de tu uso de energía es causado por aparatos electrónicos que están apagados?

Por ejemplo, su tostadora podría estar absorbiendo 876 vatios mientras está encendida, ¡pero cero cuando está apagada y desenchufada!

Tu televisión, tu computadora, tu enrutador de Internet y los electrodomésticos de la cocina hacen que tu factura de electricidad sea más alta. Esto se debe a que funcionan continuamente incluso cuando están apagados.

Para reducir su factura de electricidad de manera significativa, utilice las regletas de electricidad y apáguelas cuando los aparatos electrónicos no estén en uso.

Use interruptores de atenuación

La instalación de interruptores de atenuación es otra gran manera de comenzar a reducir su factura de electricidad. Lo que hace que los interruptores de atenuación sean únicos es que se reinician cada 120 segundos, y el reinicio no es perceptible para el ojo humano. Esto esencialmente modula la cantidad de energía que se necesita, ¡ahorrando energía y dinero!

Categories
Hogar Jardinería

Planificando el jardín en casa

Sin dudas la planificación de tu jardín es una de las tareas que más desafían y -personalmente- más me gustan. Uno pone en juego toda su creatividad, su buen gusto, sus preferencias (o las de su cliente) y el reto es acompasarlas con las condiciones que ofrece el terreno y el entorno del espacio verde en cuestión.

Tengo experiencia en el tema, por lo que puedo aportar algunos consejos

Planificación de tu jardín

Antes de crear tu plan de diseño de jardines, es buena idea que comiences por crear un inventario de las plantas; de las que ya tienes si las tienes o de las que aspiras a incorporar. Respecto a estas últimas, recomiendo pensar en cómo  mantener el color durante todo el año en tu jardín, para lo cual recomiendo familiarizarse con las variedades de plantas anuales y perennes que crezcan mejor en tu zona de jardín.

Si tu conocimiento en este sentido fuera mínimo, recomiendo dos cosas (en caso de que no puedas contratar un paisajista o un profesional, desde luego): la primera es mirar los jardines de tu barrio o de tu ciudad. En especial en tu barrio, habrá probablemente las mismas condiciones de suelo en todas las casas y desde luego las mismas condiciones climáticas en cada estación del año.

Aquellos que más admiración despierten (tanto los jardines como determinadas plantas) podrían convertirse en tu foco de atención, y tanto puedes entablar conversación con quienes se encargan de los mismos (por ejemplo tus vecinos o sus jardineros)  o quienes sean sus responsables (en caso de espacisos públicos mayores).

¿Y la segunda?

La segunda recomendación, es acudir a una tienda de plantas y jardinería en tu zona. el personal de las mismas tiene amplio conocimiento, en especial de las anécdotas que aportan otros clientes (“esta planta no funcionó en suelo arenoso, pero que bien anduvo esta otra” etc).

Guardo algún truco más, surgido de mi propia experiencia y de algunos consejos para emprendedores (me refiero a las personas como yo que buscan toda oportunidad de aprender y crecer) que he recibido y puesto en práctica alguna vez.